Batalla de Ayacucho

La batalla de Ayacucho fue el último gran enfrentamiento comprendido dentro de las campañas terrestres de las guerras de independencia hispanoamericanas en América del Sur (1809-1826) y significó la consolidación de la independencia de la República del Perú.

La batalla se desarrolló en la Pampa de Quinua en AyacuchoPerú, el 9 de diciembre de 1824 y la victoria de los patriotas supuso la desaparición del contingente militar realista más importante que seguía en pie, y selló la independencia del Perú con una capitulación militar que puso fin a la resistencia de las tropas del virrey del Perú.

Este suceso suele ser referido como el fin de las guerras de independencia en América del Sur, no obstante que las guarniciones españolas del Real Felipe del Callao y de Chiloé resistieron hasta 1826 y España no renunció formalmente a la soberanía de sus posesiones continentales americanas hasta una década más tarde, en 1836. El tratado de paz, amistad y reconocimiento con el Perú fue firmado el 14 de agosto de 1879 en París.